Actualmente los posts son filtrados por: Blog Manager
Cambia este filtro para ver todos los posts.

Libros infantiles para la vacaciones: la montaña

Panini Books / 23.08.2016 12:56 

El verano también es un buen momento para pasar tiempo con la familia en la montaña. Aunque las actividades de playa son una de las opciones más comunes, el turismo rural es una de las maneras de pasar tiempo en familia que ha ganado mucho peso en los últimos años y suele ser una propuesta que da lugar a actividades muy diversas y muy diferentes de las que hacemos durante todo el año.

Es habitual que en las casas de turismo rural haya también una granja con animales que los niños pueden visitar. Si llevamos con nosotros algunos libros relacionados con la granja, los niños se divertirán mientras leen y aprenden sobre la naturaleza y el entorno que les rodea.

Hay niños interesados en los animales, otros en la naturaleza, y algunos más movidos que se interesan por los deportes que se pueden practicar en la montaña. Los pequeños son curiosos y les gusta tocar los animales de granja, además disfrutan observándolos para aprender con ellos a través de los sentidos y de las emociones. Cuando están en educación infantil, en las escuelas aprenden de esta manera, de una forma práctica y divertida, cantando, pintando y con actividades muy dinámicas. No será hasta más adelante que en educación primaria empezarán con el aprendizaje teórico a través del lenguaje y de las matemáticas. Por eso, antes de los 6 años está bien que los niños complementen las actividades que realizan durante todo el año con actividades de verano en la misma línea de aprendizaje por los sentidos. A estas edades los niños aprenden de forma conjunta (emocional, social, cognitiva y psicomotora) no por áreas de conocimiento separadas.

 

Libros que fomentan la imaginación infantil de esta manera y en relación a los animales de granja son Una semana en la granja y Tin en la granja, opciones ideales para aprender las funciones de cada animal a través de una historia divertida que nos explica muchas peripecias. Si están en un sitio que tiene granja, podrán identificar los animales por nombre, forma, tamaño y color y crearán vínculos emocionales con ellos. Todo esto les enseñará a gestionar las emociones.

Un libro como Juega con las formas: la granja de animales es grande, con colores muy vivos y páginas de cartón, es menos manejable que un libro pequeño pero es muy resistente. Además del libro, hay seis animales de granja de juguete hechos con madera, así disfrutarán del libro como si fuera un juego. En las páginas ilustradas hay espacios con el molde del animal para que el niño pueda colocar las figuras de madera en el sitio correcto. Este pequeño detalle tiene muchas implicaciones. A los niños les encantará, obviamente porque se trata de juguetes que luego podrán usar en otros contextos más allá del libro, mientras juegan a otros juegos: esta es una de las maneras de llevar la lectura más allá del libro, con esto logramos aumentar su competencia lectora y su afinidad por los libros. Además, estos juguetes fomentan el desarrollo de su inteligencia espacial porque los pequeños tienen que entender cuál de los espacios reservados le corresponde a cada animal de madera. Es una evolución un poco más compleja del juego básico de introducir formas geométricas en el agujero correspondiente. Además, si el nivel de desarrollo o de lectura del pequeño es avanzado para su edad, puedes probar de usar los juguetes de madera para inventar historias sobre las páginas del libro. Léele o explícale lo que sucede en cada página. Luego toma uno de los animales de madera y pídele que elija otro, juntos podéis inventar una sencilla historia haciendo que los juguetes caminen por encima de las páginas.

Otra interacción más fácil y que le resultará muy divertida es que imites los sonidos del animal que llevas en la mano y le pidas que haga el sonido del suyo, si no lo sabe o no lo recuerda ayúdale y pídele que te imite. También puedes hacer el sonido de otros animales y preguntarle si corresponde con alguno de los seis animales de madera que tenéis. Es un libro con muchas posibilidades y si estáis en un ambiente rural seguro que el contexto le ayudará a reconocer los animales y sus sonidos.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 15633

First readings para aprender inglés durante las vacaciones

Panini Books / 01.08.2016 12:16 

Reforzar el inglés en verano es una de las opciones que eligen muchas familias para sus hijos, incluso ahora hay planes de vacaciones y estancias en el extranjero para que familias enteras aprendan inglés o refuercen su nivel. Aprender idiomas va bien a todas las edades, y de hecho cuanto antes entren en contacto los niños con lenguas extranjeras, más fácil les resultará adquirirlas de forma natural.

Otra opción, es reforzar el aprendizaje de la lectura y la escritura en inglés mediante cuadernos de actividades. Hay cuadernos, cuentos y libros para todas las edades pero los que más refuerzan los conocimientos del currículum escolar son los que van destinados a niños a partir de 7 años, porque a esta edad ya pueden empezar a leer y a escribir por sí mismos. Son autónomos, de manera que aparte de practicar el inglés también pueden practicar la competencia lectora y la habilidad para escribir.

First readings es una colección para niños a partir de 7 años que contempla dos niveles de dificultad en función del nivel de inglés del niño y de la facilidad que tenga con los idiomas. Son libros pequeños, así que van muy bien para llevarlos en verano si viajamos o nos movemos de sitio. Cada cuento tiene un pequeño diccionario que recopila las nuevas palabras y el vocabulario que se aprende en el libro. Además, hay preguntas para reforzar la comprensión lectora. Este cuestionario ayuda muchísimo a asimilar lo que hay en el libro porque hace que el niño tenga que volver a pensar sobre la historia que ha leído. Cuando se vuelve por segunda vez sobre el contenido, éste queda asimilado con más intensidad y la retentiva es mejor.

Para el primer nivel de idioma están los cuentos The Mystery of the Missing Cheese, Augustine’s Dream y A Martian in my Garden. Libros que incluyen elementos de fantasía y de humor que activan la imaginación infantil mediante un tipo de humor que conecta con los niños, pues los pequeños disfrutan del humor que se desarrolla en las historias absurdas, donde hay elementos ridículos y muchos giros inesperados que provocan risa.

En el segundo nivel tenemos The Infernal Machine, Crescent Moons y Mysteries of the New School Year, los tres siguen con las historias de misterio y aventuras mezcladas con un poco de fantasía. Además, las historias tienen lugar en los contextos habituales de los niños. La mezcla de algo familiar, el contexto, con un suceso extraordinario (tenga que ver con la fantasía, las naves espaciales o la imaginación) crea una combinación perfecta para que la lectura les resulte al mismo tiempo estimulante y nueva, pero también familiar y acogedora.

Con este tipo de libros se consolidan las competencias de inglés y se asimilan mejor los conocimientos adquiridos durante el año, además de que se afianzan las bases de aprendizaje del idioma. La capacidad cognitiva para adquirir un lenguaje, cualquiera, es alta hasta los 12 años, porque los niños aprenden los idiomas desde cero, así que cuanto antes estén en contacto con varias lenguas, más fácil será la asimilación, porque cuando son muy pequeños no lo perciben como un idioma extranjero. La mente actúa de manera que cuando supera los 12 años administra la capacidad para otras cosas, pero hasta ese momento tiene reservada mucha capacidad para la adquisición del lenguaje y del habla, así que es el momento para entrar a fondo en el aprendizaje del inglés y a esta edad, a partir de los 7 años, en el refuerzo de la capacidad para leer y escribirlo bien.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 12660

Libros infantiles para las vacaciones: la playa

Panini Books / 27.07.2016 11:29 

La horas de playa en verano son también un buen momento para que los niños jueguen y estén en contacto con los libros. Lo más cercano para ellos es que sean libros resistentes al agua con temas relacionados con el verano, el agua o el mar. De esta manera los pequeños que todavía están en un estadio de prelectura empezarán a asociar los libros con las cosas que ven en su entorno. Esta es una manera interesante de despertar su interés por la lectura porque son libros y cuentos que les ayudan a entender el mundo que les rodea.

Primeros recuerdos

Libro del bebé baño: la granja es un libro de primeros conocimientos básicos sobre los animales de granja, sus nombres, sus formas y sus funciones. Todo explicado de una forma muy sencilla y con ilustraciones que son muñecos de plastilina, que les encantan porque les recuerdan a las figuras que pueden montar cuando juegan con pasta moldeable o barro. Es totalmente sumergible así que va muy bien para llevarlo a la playa, la piscina o la bañera. A ti te encantará porque verás que poco a poco aprende cosas nuevas, en este caso sobre la granja, y a los peques les gusta porque para ellos un libro así es un objeto para jugar. Además, este está protagonizado por animales, uno de los temas que más gustan a los pequeños. Los animales les resultan curiosos por su aspecto, entienden que son diferentes de los humanos y que se mueven de forma divertida pero no hablan. Son seres especiales para ellos y representan un estímulo que despierta su curiosidad. Antes de los 4 años todavía son muy pequeños para asimilar conocimientos importantes sobre animales, pero si poco a poco les ponemos en contacto con sus características, formas, sonidos y funciones, los niños van formando su conocimiento sobre ellos.

Conectar con el entorno

La colección tiene este formato pequeño plastificado, así que nos puede acompañar a todas partes en cualquier época del año en función de la temática, y ayudarnos a explicar el entorno a los niños mediante ejemplos que ven reflejados en los libros. Mini diccionario de los bebés: el mar es un libro que habla sobre el entorno que ven los niños en verano cuando van a la playa o en otra época del año cuando visitan el mar. Con un libro así podrán conectar lo que están viendo en ese momento con el libro que tienen en la mano. Si son todavía muy pequeños disfrutarán con el formato del libro, que es de páginas gruesas rellenas de espuma y plastificadas. Tiene las puntas redondeadas, como todos los de la colección Mini diccionarios de los bebés. Este libro está situado en un escenario de verano, de manera que si tu peque ya es muy poco más mayor y se acerca a los 4 años, aprovecha y explícale de manera sencilla los cambios que suceden de invierno a verano, poco a poco se situará y entenderá el paso del tiempo y de las estaciones. Es probable que todavía recuerde momentos justo del invierno anterior o del verano del año pasado. Comparte con él alguna anécdota concreta de esos momentos juntos, así le ayudarás a recordar y a fijar los recuerdos. Poco a poco, más adelante, cuando pueda recordar cuándo sucedieron las cosas, podrá ordenar el tiempo y entender conceptos contrarios como “antes” y “después”. Estos libros que conectan con la realidad inmediata, en este caso del verano, ayudan a establecer estos vínculos.

Superar el miedo al agua

Además, si hay niños que tienen un poco de miedo al agua o que no se sienten cómodos, los libros de este tipo pueden ser un método de distracción, una forma de que estén entretenidos en otra cosa y se relajen. Si además aprenden que dentro del agua hay peces, estrellas de mar y otros animales, para ellos deja de ser un misterio, algo que desconocen y que por este motivo les puede dar miedo, y pasa a ser algo más familiar y cercano. Esto les puede ayudar a perder el miedo.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 13813

Sam el Bombero, una colección muy completa

Panini Books / 27.07.2016 11:03 

Hay muchos libros para fomentar entre los pequeños lectores la conciencia ecológica y el respeto por el medio ambiente. Según la edad y el nivel de desarrollo lector del niño, le gustarán más un tipo de libros u otros. Hay cuentos con aventuras para salvar animales, historias para preservar la naturaleza o libros de conocimientos para explicar de forma sencilla los procesos de la vida en nuestro planeta.

Una colección como la de Sam el Bombero destaca a la hora de fomentar un valor concreto del respeto por la naturaleza: la prevención de los incendios forestales. Durante el verano podemos leer historias y libros que enseñan buenas prácticas para comportarse cuando vamos al bosque o al campo. En esta colección, los consejos de comportamiento se transmiten a los niños dentro de aventuras divertidas, mediante juegos y actividades, así los niños se entretienen mientras aprenden.

Además, se trata de una colección, esto hace que los niños sientan un interés especial por seguir con las aventuras de los protagonistas porque se identifican con ellos y quieren saber qué les sucede. Sam el Bombero nació como una serie de televisión protagonizada por el bombero Sam y ambientada en el pueblo de Pontypandy, en Gales. La idea surgió de dos ex-bomberos, que querían explicar su oficio a los más pequeños de una forma divertida.

Con estos libros los niños aprenden consejos básicos sobre la manera correcta de actuar en caso de incendio y les transmitimos desde pequeños la sensibilidad por el medio ambiente. Es fundamental enseñar a los niños desde pequeños a tener precaución cuando vamos de acampada en verano o cuando hacemos un picnic, para cuidar el entorno natural y no dejar restos que puedan provocar fuego.


Es una colección muy completa porque tiene libros de todos los tipos, como Un día en el parque de bomberos o Incendio en el parque de bomberos, que explican un día de visita de los niños en la base de operaciones de los bomberos para ver los detalles del oficio. Sin embargo, Norman, que es el travieso protagonista, decide crear sus propia aventuras imprevistas.

La colección también tiene libros de lectura rápida, como Mis mejores historias de 5 minutos, historias breves para aprender nuevo vocabulario y saber cómo debemos comportarnos en caso de incendio. O Mis mejores historias de bomberos, un recopilatorio de las aventuras más emocionantes de Sam, un libro con valores que nos enseña que si trabajamos en equipo podemos salir de las situaciones más difíciles.

Con Sam el Bombero también tenemos libros de curiosidades, libros de consulta rápida para saber cosas de manera inmediata y poder dar respuestas a los niños que preguntan mucho. Por ejemplo Mi gran libro de Sam el bombero que incluye actividades educativas para reforzar la prevención de incendios, porque los niños se lo pasan bien jugando y asimilan mejor los conocimientos con actividades dinámicas como las que propone este libro.

No podemos olvidar uno de los formatos que más gustan a los niños pequeños, los libros para colorear como Mi gran libro para colorear con juegos educativos o Pinta y colorea con Sam el bombero. O los libros de pegatinas para jugar, como Stick & Read Sam el Bombero. Los pequeños disponen de pegatinas para completar la historia, así fomentamos su comprensión lectora, que se aprende cuando les narramos historias o cuando les pedimos que completen ellos mismos el significado, así tienen que aprender a dar sentido a lo que sucede en las páginas. Si lo hacen con pegatinas, practicarán la agilidad de sus dedos al mismo tiempo que ponen en marcha su imaginación.

Para que un niño se sienta atraído hacia la lectura es interesante que encuentre el libro o los libros adecuados para él, ya sea por temáticas o formatos. Con esta colección disponemos de libros muy diferentes que pueden ser atractivos para niños con preferencias muy variadas y además les enseñamos algo muy importante como es el respeto por la naturaleza y la prevención de incendios.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 14429

Libros para disfrutar al aire libre en verano

Panini Books / 25.07.2016 12:56 

En verano hay muchas actividades por hacer al aire libre con los niños, se pueden visitar sitios nuevos y es una buena oportunidad para que los pequeños disfruten al aire libre y observen la naturaleza, que es un elemento que estimula su imaginación y les abre las puertas de nuevas experiencias que no viven durante el resto del año.

 

La lectura siempre nos puede acompañar durante las actividades de verano, así que es interesante recopilar una selección de libros que, debido a su formato o a su temática, resultan fáciles de llevar encima o hablan sobre la naturaleza y las actividades que se pueden hacer al aire libre.

Los Libros de baño: el pequeño jardín y Libros de baño: el pececito son ideales para llevar tanto a la playa como a la piscina. Están plastificados y vienen dentro de una bolsa, de manera que lo aguantan todo, desde quedar sumergidos en el agua o llenarse de arena. El pequeño los puede llevar consigo en la mano a todas partes porque son bastante pequeños y pesan poco. Otro libro ideal para llevar a la piscina o a la playa es Libro del bebé baño: los colores. Es un libro con imágenes de muchos objetos y elementos que pueden encontrar en la playa y en la naturaleza durante el verano. Ayúdale a identificar que las fresas son de color rojo o que las ranas son verdes. A partir de los dos años el niño conoce los colores y empieza a describir los objetos según si son azules, amarillos, naranjas y esto es porque su cerebro ya distingue los colores y puede asociarlos con la palabra correspondiente. Podéis observar el libro y jugar con él mientras os bañáis, está hecho de plástico y es resistente al agua.

Si visitamos la montaña nos podemos llevar un libro como Libro pista: un rally de montaña. Está editado en páginas de cartón duro y se puede llevar encima sin problemas. La historia explica un apasionante rally que tiene lugar en la naturaleza. Además tiene una parte lúdica ideal para el verano, dos puzles sobre el mismo tema del que va la historia, así estimularás sus principios de comprensión lectora y su habilidad para identificar imágenes y distribuirlas en el espacio para montar el puzle. Tiene también una pista desplegable de cartón sobre la que se puede jugar con varios juguetes, entre ellos el cochecito que viene con el libro. Pídele que siga contigo la historia que le lees y que escenifique algún pasaje jugando con el cochecito sobre la pista, así verás que te está entendiendo cuando lees y le puedes ayudar a comprender la historia plenamente.

Para completar sus conocimientos sobre su entorno y la naturaleza enséñale Mini diccionario con imágenes: la montaña . Este libro recoge actividades que se pueden hacer con niños en las montañas, desde deportes de verano, invierno, animales que nos podemos encontrar libres por los campos y muchos detalles que para un niño pequeño son interesantes. Proponle que identifique alguno de los dibujos del libro con algún sitio que hayáis visitado, estimularás su memoria y sus recuerdos. O puede ser que estéis en una montaña y en el libro haya una imagen que representa un sitio parecido en el que estáis. Enséñale la imagen, el pequeño hará la asociación mental entre lo que ve y o que está en el libro, y poco a poco practicará su capacidad para identificar los sitios.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 14409

 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS