Actualmente los posts son filtrados por: Blog Manager
Cambia este filtro para ver todos los posts.

El principito y sus versiones

Panini Books / 10.05.2016 12:37 

Los libros puzle no dejan de ser otra forma de libro-juego, y por tanto representan una de las mejores maneras de atraer al niño lector porque logran que se sumerja en el cuento, que participe de la dinámica de colocar las cosas en su lugar y que se vaya desarrollando la atención sostenida mediante la manipulación de piezas, al mismo tiempo van familiarizándose con los libros y la lectura. Es una forma diferente de leer para niños pequeños que ya han empezado con las clases de lectoescritura y saben leer un poco.

El principito: libro-puzle

Además, con los libros-puzle podemos jugar mientras leemos cuentos y, si se trata de un libro como El principito que tendrá adaptación cinematográfica, será una manera ideal de conocer la historia y prepararse para ver y entender la película. A esta edad ya pueden seguir el hilo argumental de los cuentos y cuando vean la historia en la pantalla, disfrutarán viendo un relato que les ha gustado previamente, como cuando piden leer otra vez un mismo cuento que ya se saben. 

Leer este libro antes de ir a ver la película tiene otro elemento muy atractivo para los peques, y es que en el cine disfrutarán mucho identificando los personajes y la historia que ya han conocido previamente. Esto les hace sentir empatía por los personajes y experimentarán seguridad porque ya saben lo que le va a suceder y, a estas edades, cuando pueden anticipar un suceso, les gusta porque se sienten que pueden controlar las cosas. Además, también podéis continuar con el universo de esta historia después de ver la peli con el libro El principito: El libro ilustrado de la película y revivir la peli con El principito: la historia de la película.

Un clásico

Además, como El principito es un clásico es posible que ya hayan leído el cuento, así que en el libro-puzle podéis hacer una primera lectura de identificación de personajes y de recuerdo de la historia. ¿Se acuerda de lo que sucedía? ¿Qué es lo que más le interesó?  

Con estos libros se lo pasan muy bien porque aparte de tener una historia los niños disfrutan montando y desmontando las piezas de los puzles. Esto hace que practiquen dos habilidades muy importantes, por un lado la capacidad de concentración que tienen que emplear para buscar y seleccionar las piezas correctas del puzle, y también la psicomotricidad fina que necesitan tanto para desmontar como ensamblar luego las piezas.

Los 6 puzles que hay al final del libro-puzle son de los personajes, cuando termine de hacerlos podéis enmarcarlos y así tendréis un recuerdo de la lectura. No hay mejor forma de fomentar la competencia lectora y de recordar las historias.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 65994

Libros interactivos para niños

Panini Books / 03.05.2016 15:33 

Los libros interactivos son ideales para niños entre 0 y 3 años. A esta edad les encanta todo aquello que se pueda tocar, manipular y modificar con las manos, pues aprenden a través de los sentidos, del contacto de su cuerpo con las cosas. Los niños experimentan el mundo de una forma sensorial, es por eso que les encantan los libros que les permiten encajar piezas, pues ara ellos son un objeto de diversión. Aunque todavía no entienden el concepto de juguete ni el de libro, un libro así para ellos representa ambas cosas.

Un ejemplo es Libro de acción: ¡Dinosaurios!, que incluye una historia y en cada página hay un hueco para colocar un dinosaurio donde el pequeño tendrá que encajar una figurita. Si desplegamos las últimas páginas desplegables llamaremos su atención, pues le proponemos que después de la historia que ha leído, se dedique al juego simbólico, al juego libre utilizando ese escenario que se abre con el libro. De esta manera el niño está participando de manera activa en la historia, no es solamente un espectador mientras los padres leen.

Se trata de una propuesta donde el niño ve que el libro cobra vida y se convierte en una aventura que él mismo puede dirigir e inventarse más allá de la historia del cuento, aunque sea de una forma sencilla e intuitiva porque todavía son muy pequeños. Todos estos juegos y elementos extra hacen que el pequeño se sienta más conectado con la historia y se acuerde de ella, de esta manera estamos fomentando su comprensión lectora.

Además, este tipo de libro pone a los pequeños en contacto con una forma diferente de creatividad y les inspirará más adelante para jugar con papel y hacer papiroflexia o manualidades.

Libro de acción: ¡Al rescate! tiene un concepto parecido al de los dinosaurios. Son libros que ayudan a aprender nuevo vocabulario, en un caso relacionado con el mundo animal y aquí con las profesiones de rescate como bomberos, policías o equipos de emergencias médicas. Es una forma ideal de dar a conocer el entorno a través de la lectura y de que los pequeños reconozcan lo que han leído cuando en su día a día ven e identifican algunos de los elementos que encuentran en estos libros.

Se trata pues de libros tridimensionales. Este es un detalle que va mucho más allá de ser una propuesta lúdica o diseñada para atraer a los niños sino que tiene repercusión pedagógica, pues ayuda a los pequeños a entender la diferencia, sin que apenas se den cuenta, entre la tridimensionalidad de los objetos y un objeto plano. Dentro de un libro con una historia explicada sobre una hoja de papel o cartón se encuentran con que tienen que encajar un elemento que tiene relieve, profundidad. Esta acción les ayudará a desarrollar la psicomotricidad fina de las manos y la coordinación óculo-manual. Esto contribuye también al desarrollo cognitivo asociado al reconocimiento de formas geométricas, pues tienen que identificar la forma de la pieza y decidir dónde encaja.

En definitiva, los libros interactivos sirven para divertirse, para leer con los pequeños, para atraerles y fomentar su gusto por los libros, para jugar, sirven también como libros de conocimientos para aprender nuevos conceptos relacionados con temas concretos y para desarrollar la consciencia de la tridimensionalidad.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 64816

Libros-juguete para divertirse leyendo

Panini Books / 26.04.2016 13:25 

A partir de 3 años los libros-juego son una excelente oportunidad para lograr que los niños asocien lectura con diversión, que conciban el libro como un objeto amigo y para que dejen volar su imaginación a partir de la combinación de lectura de historias y del juego con juguetes donde el cuento es el punto de partida para imaginar mundos y los juguetes, relacionados con el tema de la historia, son las herramientas para desarrollar el juego.

Libro con juguetes de madera

Jugamos y leemos: mi barco pirata es un ejemplo perfecto. Se trata de un libro que incorpora, aparte del cuento, las 8 figuritas de madera y un juego para jugar al barco pirata, uno de los más célebres para los niños. El mismo concepto lo tenemos con Jugamos y leemos: la granja. Se trata de una caja para jugar con un libro de cartón, un escenario y juguetes de madera con los animales de la granja.

El valor pedagógico del juego durante la infancia es muy importante. Jugar potencia la creatividad, la imaginación, la capacidad de planificar y la socialización. Mediante el juego se comunica, supera sus miedos, aprende a relacionarse con sus iguales y contrarresta el egoísmo infantil, pues para jugar con amigos debe aprender a aceptar el punto de vista de los demás.

Libros-puzle

Juega con formas: los bomberos es otro libro que está en esta línea de libro-juguete pero con un concepto un poco diferente. Es un libro que aparte de jugar les permite asimilar nuevos conceptos de una manera lúdica relacionados con el material y vehículos de bomberos, las situaciones en que se necesita su intervención pero también va un paso más allá y es que consigue enseñar a través de estas historias conceptos básicos para aprender a situarse espacialmente. Los bomberos son, como los piratas o los animales, uno de los temas predilectos de los pequeños. Si tienen delante un libro sobre este tema se sentirán atraídos a aprender lo que hay dentro. En este caso también tiene juguetes de madera, que reproducen los diferentes coches de bombero y que se pueden colocar a modo de puzle encajándolos dentro de las páginas. Un libro para aprender conceptos, divertirse, jugar y desarrollar la psicomotricidad fina.

Beneficios de jugar con libros

Jugar ayuda a los niños a conocerse a sí mismos y a los demás niños, y aprenden a relacionarse. También es una vía para desarrollar los sentidos, el vocabulario, la memoria, la imaginación y la coordinación de las manos.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 64966

Libros de pegatinas para niños

Panini Books / 19.04.2016 11:54 

Los libros de pegatinas para peques suelen ser también coloreables. A los pequeños que todavía no leen por sí mismos les encantan porque les permiten, por un lado, colaborar con la historia y montarla, pero también hace que tengan autonomía respecto al libro, pues no necesitan saber leer ni escribir para elaborar su propia historia.

Las pegatinas les permiten decorar una habitación, vestir a los personajes, montar un itinerario o, en un escenario abierto, elaborar una historia utilizando pegatinas de todo tipo que escenifiquen una situación que luego te pueden explicar.

Estos libros de pegatinas les permiten montar una historia por sí mismos, y con esto se fomenta su creatividad y su capacidad narrativa. Aunque todavía no puedan leer o escribir, son perfectamente capaces de inventar una historia y después, si se lo pides, pueden explicártela. Con esto estás consiguiendo que cuando tengan que empezar a escribir frases o pequeñas composiciones textuales, ya tendrán interiorizada la dinámica de explicar una historia. Creando nuestras propias historias aprendemos a leer mejor y a comprender las de los demás.

Para ello ¿Qué hay mejor que libros de pegatinas sobre las sagas, colecciones o personajes favoritos de los niños?

Snoopy es un clásico que los niños han leído, han visto en viñetas y también han seguido por la televisión. Con este libro de pegatinas Stick & Stack Snoopy pueden elaborar sus propias situaciones, historias y acciones protagonizadas por el famoso perrito.

¡Con Stick & Color Dora la Exploradora vamos un paso más allá! Aquí los niños pueden completar los dibujos y las escenas con pegatinas pero también coloreando. Uno de los personajes predilectos de los pequeños, ahora ya pueden elaborar sus propias historias de ficción protagonizadas por Dora.

¿Y la patrulla canina? Ahora ya puedes pegar todas las pegatinas de tu pandilla favorita con Mini Sticker Paw Patrol, donde además las pegatinas son cromos. Además son adhesivos removibles, lo que le da mucha más jugabilidad al libro, ya que pueden despegarlos de dentro de una misma página y mover a los personajes de sitio, creando una escena más dinámica.

También con adhesivos removibles tenemos el libro de Peppa Pig, Mini Sticker Álbum Peppa Pig, que nos permite jugar con este personaje y divertirnos con sus historias.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 66663

Libros para aprender a dibujar

Panini Books / 12.04.2016 11:51 

Aprender a dibujar es, para los niños, mucho más que una forma natural de divertirse. A través de los dibujos los pequeños nos comunican sus sentimientos y sus mundos imaginarios. Es una de las múltiples formas que tienen de relacionarse con el mundo exterior, como también sucede con el juego, donde ensayan comportamientos. En las edades que todavía no dominan el lenguaje, el dibujo es una de las principales fuentes de comunicación. El dibujo libre es divertido y permite que expresen su personalidad, además, también fomenta su creatividad y potencia su capacidad de comunicar emociones, pensamientos y de exteriorizar miedos.

Libros para dibujar

Podemos dar un impulso mayor a todas estas virtudes que tiene el dibujo con libros que enseñan a pintar y a dibujar. Con Aprendo a dibujar animales fantásticos los pequeños disfrutarán de las plantillas de animales que les ayudarán a crear las ilustraciones para montar sus propias historias. Se proponen varias escenas diferentes con animales de todo tipo. Este libro también les servirá para conocer diferentes animales y los diferentes ambientes.

Este libro se puede complementar perfectamente con Jugamos a dibujar, los animales salvajes con plantillas que representan los patrones de dibujo básico de los animales salvajes, además el libro es muy práctico ya que incluye elementos de dibujo como escuadra, regla, círculos o estrellas. Aprenderán las formas geométricas y podrán reproducirlas con una guía al principio y después ya pueden probar de hacerlo con su propio pulso. Con Jugamos a dibujar: Hadas, dragones, brujas y castillos seguimos el mismo patrón pero con figuras antropomórficas, de dragones y de construcciones como castillos. La idea es aprender el trazo de una figura geométrica o de un muñeco y con el tiempo hacer que sean capaces de reproducirlo con sus propias manos y sin ayuda. 

Aprender técnicas básicas de dibujo

Si nos fijamos en las paredes de las escuelas infantiles, están llenas de dibujos. La práctica de técnicas de dibujo básicas que nos proporcionan estos libros infantiles les permite reconocer patrones gráficos, formas anatómicas dibujadas, formas geométricas y ayuda a su psicomotricidad manual para que tengan mejores fundamentos sobre los que desarrollar su habilidad para dibujar y colorear.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 65685

 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS