Actualmente los posts son filtrados por: May 1
Cambia este filtro para ver todos los posts.

Dinosaurios para los más peques: colección Bebésaurios

Panini Books / 24.05.2016 10:09 

Los dinosaurios son unos de los personajes de cuento más atractivos para los peques. Son animales, y los libros de animales les encantan, pero además son algo muy exótico para ellos porque no son animales de granja que puedan ver o tocar.

La colección Bebésaurios recorre todos los hábitos básicos de un niño menor de 2 años para que se sienta identificado con los protagonistas de cada cuento y le cueste menos adquirir todos los hábitos básicos del día a día, como dormir, comer o bañarse: Bebésaurios: hora de dormir o Bebésaurios: hora de comer o Bebésaurios: hora del baño.

Es una colección con ilustraciones divertidas que ilustran la gran variedad de dinosaurios que existieron y permiten que los niños se familiaricen con la imagen básica que representa cada subespecie. Pero además son libros de solapas que permiten esconder y enseñar ilustraciones tapadas. Enséñale a jugar con libros como éste, esconde cosas con la solapa o deja que las esconda y muestra sorpresa cuando destapes el dibujo.

Este tipo de libros es muy interesante para peques de entre 0 y 2 años porque alrededor de los 8 meses los niños descubren y recuerdan los cambios de los objetos, su presencia y su ausencia, ya entienden este cambio visual, así que les llama mucho la atención un objeto que aparece y desaparece. Con Los Bebésaurios: hora de jugar se lo pasarán en grande.

El libro de solapas también es perfecto para trabajar todo tipo de conceptos básicos contrarios, como arriba-abajo, dentro-fuera, grande-pequeño. Y también para enseñar el concepto de cambio a través del estímulo visual. Estimular la agilidad y la curiosidad visual de los peques es muy interesante en la etapa previa a los dos años, es un momento en que son muy receptivos a este tipo de estímulos.

Además, como son libros que invitan a que sean los mismos niños los que mueven las solapas, estaremos fomentando también sus habilidades de motricidad manual porque las solapas son muy grandes y para ellos es asequible manipularlas.

El elemento que está escondido detrás de la solapa es una sorpresa agradable para los pequeños que, si bien les gusta poder predecir lo que pasará en un cuento porque esta sensación les provoca seguridad, desconocer lo que hay detrás de la solapa es un estímulo que les divierte.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 2214

Diccionarios ilustrados con plastilina para bebés

Panini Books / 18.05.2016 11:56 

Hay varios momentos de la infancia que son claves para aprender primeros conceptos y también idiomas. Los idiomas extranjeros se pueden aprender poco a poco y de manera divertida mediante ediciones bilingües o libros que identifiquen un mismo objeto en dos idiomas, como por ejemplo Mini diccionario de los bebés: español-inglés. El formato de ejercicio clásico es mínimo y propone ejercitar el idioma mediante el juego.

Este libro forma parte de una colección de libros para menores de cuatro años que agrupa una variedad muy interesante de primeros conceptos. La colección resulta muy llamativa para los niños porque las ilustraciones están hechas con figuras de plastilina. Por una parte esto les recuerda a un juguete, a un material con el que juegan, que les gusta tocar, manipular, moldear y que también huelen y prueban. Son ilustraciones que les hacen recordar sus sentidos y todo el aprendizaje que hacen a través de ellos.

Además, el hecho de estar ilustrado a base de figuras de plastilina les enseña a comprender también los espacios tridimensionales, pues a diferencia de la ilustración clásica, la fotografía de la plastilina les hace visualizar una imagen con volumen y les parece más real. 

Con este medio, la ilustración basada en figuras de plastilina pueden aprender primeros conceptos como las partes del cuerpo como Mini diccionario de los bebés: mi cuerpo, ya que cada libro de la colección enseña un concepto único, para los menores de cuatro años esto les facilita el aprendizaje porque lo pueden clasificar de manera separada en cada libro. Se trata de libros pequeños, cuadrados, de bordes redondeados y con cubiertas rellenas de espuma, todas ellas son las características adecuadas para los libros de los más pequeños ya que así los pueden manipular sin romperlos.

La estimulación temprana que implica este tipo de libros afecta positivamente las acciones y los ejercicios de estimulación que se pueden realizar con los niños desde el nacimiento. Otro libro muy interesante para potenciar el desarrollo de la inteligencia entre los pequeños es Mini diccionario para los bebés: los disfraces tocar con los dedos la forma y así “entenderla” de manera táctil, otra forma de consolidar mentalmente el concepto tridimensional para entender que lo que está representado en las páginas del libro se corresponde a los disfraces que ellos se ponen en Carnaval u otras festividades.

Ya sean primeros conceptos sobre el propio cuerpo, colores o conocimientos sobre el medio como Mini diccionario para los bebés: los transportes, estos diccionarios ilustrados a base de plastilina son una colección muy completa que incluye temáticas tan diversas como frutas, verduras, animales de granja y salvajes o conceptos sobre el mar. Es ideal para complementar la enseñanza de contenidos de educación infantil y fomentar la curiosidad de los pequeños más allá de las aulas.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 1646

El principito y sus versiones

Panini Books / 10.05.2016 12:37 

Los libros puzle no dejan de ser otra forma de libro-juego, y por tanto representan una de las mejores maneras de atraer al niño lector porque logran que se sumerja en el cuento, que participe de la dinámica de colocar las cosas en su lugar y que se vaya desarrollando la atención sostenida mediante la manipulación de piezas, al mismo tiempo van familiarizándose con los libros y la lectura. Es una forma diferente de leer para niños pequeños que ya han empezado con las clases de lectoescritura y saben leer un poco.

El principito: libro-puzle

Además, con los libros-puzle podemos jugar mientras leemos cuentos y, si se trata de un libro como El principito que tendrá adaptación cinematográfica, será una manera ideal de conocer la historia y prepararse para ver y entender la película. A esta edad ya pueden seguir el hilo argumental de los cuentos y cuando vean la historia en la pantalla, disfrutarán viendo un relato que les ha gustado previamente, como cuando piden leer otra vez un mismo cuento que ya se saben. 

Leer este libro antes de ir a ver la película tiene otro elemento muy atractivo para los peques, y es que en el cine disfrutarán mucho identificando los personajes y la historia que ya han conocido previamente. Esto les hace sentir empatía por los personajes y experimentarán seguridad porque ya saben lo que le va a suceder y, a estas edades, cuando pueden anticipar un suceso, les gusta porque se sienten que pueden controlar las cosas. Además, también podéis continuar con el universo de esta historia después de ver la peli con el libro El principito: El libro ilustrado de la película y revivir la peli con El principito: la historia de la película.

Un clásico

Además, como El principito es un clásico es posible que ya hayan leído el cuento, así que en el libro-puzle podéis hacer una primera lectura de identificación de personajes y de recuerdo de la historia. ¿Se acuerda de lo que sucedía? ¿Qué es lo que más le interesó?  

Con estos libros se lo pasan muy bien porque aparte de tener una historia los niños disfrutan montando y desmontando las piezas de los puzles. Esto hace que practiquen dos habilidades muy importantes, por un lado la capacidad de concentración que tienen que emplear para buscar y seleccionar las piezas correctas del puzle, y también la psicomotricidad fina que necesitan tanto para desmontar como ensamblar luego las piezas.

Los 6 puzles que hay al final del libro-puzle son de los personajes, cuando termine de hacerlos podéis enmarcarlos y así tendréis un recuerdo de la lectura. No hay mejor forma de fomentar la competencia lectora y de recordar las historias.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 2296

Libros interactivos para niños

Panini Books / 03.05.2016 15:33 

Los libros interactivos son ideales para niños entre 0 y 3 años. A esta edad les encanta todo aquello que se pueda tocar, manipular y modificar con las manos, pues aprenden a través de los sentidos, del contacto de su cuerpo con las cosas. Los niños experimentan el mundo de una forma sensorial, es por eso que les encantan los libros que les permiten encajar piezas, pues ara ellos son un objeto de diversión. Aunque todavía no entienden el concepto de juguete ni el de libro, un libro así para ellos representa ambas cosas.

Un ejemplo es Libro de acción: ¡Dinosaurios!, que incluye una historia y en cada página hay un hueco para colocar un dinosaurio donde el pequeño tendrá que encajar una figurita. Si desplegamos las últimas páginas desplegables llamaremos su atención, pues le proponemos que después de la historia que ha leído, se dedique al juego simbólico, al juego libre utilizando ese escenario que se abre con el libro. De esta manera el niño está participando de manera activa en la historia, no es solamente un espectador mientras los padres leen.

Se trata de una propuesta donde el niño ve que el libro cobra vida y se convierte en una aventura que él mismo puede dirigir e inventarse más allá de la historia del cuento, aunque sea de una forma sencilla e intuitiva porque todavía son muy pequeños. Todos estos juegos y elementos extra hacen que el pequeño se sienta más conectado con la historia y se acuerde de ella, de esta manera estamos fomentando su comprensión lectora.

Además, este tipo de libro pone a los pequeños en contacto con una forma diferente de creatividad y les inspirará más adelante para jugar con papel y hacer papiroflexia o manualidades.

Libro de acción: ¡Al rescate! tiene un concepto parecido al de los dinosaurios. Son libros que ayudan a aprender nuevo vocabulario, en un caso relacionado con el mundo animal y aquí con las profesiones de rescate como bomberos, policías o equipos de emergencias médicas. Es una forma ideal de dar a conocer el entorno a través de la lectura y de que los pequeños reconozcan lo que han leído cuando en su día a día ven e identifican algunos de los elementos que encuentran en estos libros.

Se trata pues de libros tridimensionales. Este es un detalle que va mucho más allá de ser una propuesta lúdica o diseñada para atraer a los niños sino que tiene repercusión pedagógica, pues ayuda a los pequeños a entender la diferencia, sin que apenas se den cuenta, entre la tridimensionalidad de los objetos y un objeto plano. Dentro de un libro con una historia explicada sobre una hoja de papel o cartón se encuentran con que tienen que encajar un elemento que tiene relieve, profundidad. Esta acción les ayudará a desarrollar la psicomotricidad fina de las manos y la coordinación óculo-manual. Esto contribuye también al desarrollo cognitivo asociado al reconocimiento de formas geométricas, pues tienen que identificar la forma de la pieza y decidir dónde encaja.

En definitiva, los libros interactivos sirven para divertirse, para leer con los pequeños, para atraerles y fomentar su gusto por los libros, para jugar, sirven también como libros de conocimientos para aprender nuevos conceptos relacionados con temas concretos y para desarrollar la consciencia de la tridimensionalidad.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 1614

 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS