Actualmente los posts son filtrados por: August 1
Cambia este filtro para ver todos los posts.

Libros sobre viajes y medios de transporte para niños

Panini Books / 30.08.2016 12:32 

El verano es la época ideal para visitar sitios nuevos, ya sea cerca o lejos, porque es interesante que los niños conozcan nuevos lugares y salgan de sus rutinas. Cuando todavía son pequeños, sobretodo antes de los 6 años, muchos niños se interesan por los medios de transporte, incluso a veces puede ser que lo que más les interese de un trayecto o de un desplazamiento de verano a otro sitio sea el vehículo o la manera de llegar hasta allí. Para ellos todo es nuevo, así que si tu peque es de los que están fascinados por coches, barcos, aviones o autobuses, aprovecha para hablar con él sobre estos temas mediante los libros infantiles.

Una herramienta para hablar con los pequeños sobre las formas de viajar es utilizar los libros como medios para explicarles estos temas con un nivel de lenguaje adecuado para ellos. Los Peque cuentos descubre recogen algunos de los medios de transporte más habituales que un niño puede conocer o descubrir en verano.

Los coches con Jorge nos enseña muchas variedades de coches y satisface la curiosidad de los niños interesados en este tema, entre otras cosas porque puedes jugar con él a adivinar las diferencias entre los diversos tipos de automóvil. Se pueden tratar otros temas, como conceptos básicos grande-pequeño o características relacionadas con las formas de los coches dibujados. También podéis jugar a identificar los diferentes colores en función de cada coche. Para estimular su agilidad visual, pídele que te señale por ejemplo el coche azul en una página, puede parecer sencillo pero antes de los seis años es una operación cognitiva compleja que implica buscar rápidamente con los ojos por la página, identificar el color y señalarlo. Podéis jugar a comparar los coches del libro con algún coche real, de alguien de la familia o de los amigos. Pídele que te diga si el coche es grande o pequeño, o si se parece a alguno de los del libro. Así empezará a relacionar elementos de la realidad con elementos de los libros.

Los aviones con Andrés es el mismo concepto de libro pero con los aviones. Si tu peque todavía no ha viajado en avión es posible que los haya observado volando por el cielo o que los haya visto en una película. La idea de volar es muy estimulante, con estos cuentos le puedes explicar los diferentes tipos de avión que existen, para qué sirven, cómo funcionan y señalarle qué tipo de avión se usa para vuelos de pasajeros, en caso de que haya viajado en uno. Es probable que tenga aviones de juguete. Podéis jugar a un juego: buscad los aviones de juguete y leed el libro con los juguetes al lado. Comentad juntos qué tipo de avión es cada uno de sus aviones de juguete y pídele que lo sitúe sobre el dibujo que le corresponda.

Lo mismo sucede con los barcos. El libro de conocimientos Los barcos con Marcos o el libro de historias El barco de Marco son libros que incluso os pueden servir en la playa, cuando en el horizonte puede haber barcos grandes y también vemos lanchas motoras o veleros que navegan a media distancia. Es probable que tenga curiosidad por saber cómo flotan, sobretodo los que son más grandes y pesan muchísimo. Pregúntale en qué tipo de embarcación le gustaría más viajar y por qué: ¿En las más rápidas? ¿En las más grandes? Otra opción es recordar este Peque cuento durante la hora del baño. Retoma la idea de los juguetes y colocad en la bañera algún barco que tengáis. Podéis observar juntos si flota o no. Si estáis en la playa o la piscina y no le tiene miedo al agua, enséñale que él también flota, situándolo en posición horizontal en la superficie del agua. Hablad juntos sobre a qué sitios se puede ir en barco y a qué sitios no, mejor que le resulten familiares o haya estado alguna vez, o quizá algún lugar que pueda identificar o recordar gracias a la historia de un cuento. Explícale que los barcos viajan por el mar o por un río, o incluso navegan por los lagos. La lectura de estos libros os puede acompañar en todas estas situaciones.


El autobús es un medio de transporte que le puede resultar muy familiar, ya sea porque lo ve habitualmente en la calle o por el autobús escolar en el que va de campamentos con la escuela. El autobús de Jesús explica historias relacionadas con este medio de transporte, que también nos puede llevar de un lugar a otro en verano en trayectos más cortos. Puedes preguntarle por alguna anécdota que le haya sucedido en el autobús, o comentad juntos qué haría él en las situaciones que se encuentra Jesús. Así relacionará vivencias y situaciones de su vida con las historias que lee en los libros; esta identificación es la que hace que los niños se conviertan en lectores, porque sienten un vínculo emocional con los libros cuando se dan cuenta de que les sirven para entender lo que les pasa en la vida.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 2544

Libros infantiles para la vacaciones: la montaña

Panini Books / 23.08.2016 12:56 

El verano también es un buen momento para pasar tiempo con la familia en la montaña. Aunque las actividades de playa son una de las opciones más comunes, el turismo rural es una de las maneras de pasar tiempo en familia que ha ganado mucho peso en los últimos años y suele ser una propuesta que da lugar a actividades muy diversas y muy diferentes de las que hacemos durante todo el año.

Es habitual que en las casas de turismo rural haya también una granja con animales que los niños pueden visitar. Si llevamos con nosotros algunos libros relacionados con la granja, los niños se divertirán mientras leen y aprenden sobre la naturaleza y el entorno que les rodea.

Hay niños interesados en los animales, otros en la naturaleza, y algunos más movidos que se interesan por los deportes que se pueden practicar en la montaña. Los pequeños son curiosos y les gusta tocar los animales de granja, además disfrutan observándolos para aprender con ellos a través de los sentidos y de las emociones. Cuando están en educación infantil, en las escuelas aprenden de esta manera, de una forma práctica y divertida, cantando, pintando y con actividades muy dinámicas. No será hasta más adelante que en educación primaria empezarán con el aprendizaje teórico a través del lenguaje y de las matemáticas. Por eso, antes de los 6 años está bien que los niños complementen las actividades que realizan durante todo el año con actividades de verano en la misma línea de aprendizaje por los sentidos. A estas edades los niños aprenden de forma conjunta (emocional, social, cognitiva y psicomotora) no por áreas de conocimiento separadas.

 

Libros que fomentan la imaginación infantil de esta manera y en relación a los animales de granja son Una semana en la granja y Tin en la granja, opciones ideales para aprender las funciones de cada animal a través de una historia divertida que nos explica muchas peripecias. Si están en un sitio que tiene granja, podrán identificar los animales por nombre, forma, tamaño y color y crearán vínculos emocionales con ellos. Todo esto les enseñará a gestionar las emociones.

Un libro como Juega con las formas: la granja de animales es grande, con colores muy vivos y páginas de cartón, es menos manejable que un libro pequeño pero es muy resistente. Además del libro, hay seis animales de granja de juguete hechos con madera, así disfrutarán del libro como si fuera un juego. En las páginas ilustradas hay espacios con el molde del animal para que el niño pueda colocar las figuras de madera en el sitio correcto. Este pequeño detalle tiene muchas implicaciones. A los niños les encantará, obviamente porque se trata de juguetes que luego podrán usar en otros contextos más allá del libro, mientras juegan a otros juegos: esta es una de las maneras de llevar la lectura más allá del libro, con esto logramos aumentar su competencia lectora y su afinidad por los libros. Además, estos juguetes fomentan el desarrollo de su inteligencia espacial porque los pequeños tienen que entender cuál de los espacios reservados le corresponde a cada animal de madera. Es una evolución un poco más compleja del juego básico de introducir formas geométricas en el agujero correspondiente. Además, si el nivel de desarrollo o de lectura del pequeño es avanzado para su edad, puedes probar de usar los juguetes de madera para inventar historias sobre las páginas del libro. Léele o explícale lo que sucede en cada página. Luego toma uno de los animales de madera y pídele que elija otro, juntos podéis inventar una sencilla historia haciendo que los juguetes caminen por encima de las páginas.

Otra interacción más fácil y que le resultará muy divertida es que imites los sonidos del animal que llevas en la mano y le pidas que haga el sonido del suyo, si no lo sabe o no lo recuerda ayúdale y pídele que te imite. También puedes hacer el sonido de otros animales y preguntarle si corresponde con alguno de los seis animales de madera que tenéis. Es un libro con muchas posibilidades y si estáis en un ambiente rural seguro que el contexto le ayudará a reconocer los animales y sus sonidos.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 2017

First readings para aprender inglés durante las vacaciones

Panini Books / 01.08.2016 12:16 

Reforzar el inglés en verano es una de las opciones que eligen muchas familias para sus hijos, incluso ahora hay planes de vacaciones y estancias en el extranjero para que familias enteras aprendan inglés o refuercen su nivel. Aprender idiomas va bien a todas las edades, y de hecho cuanto antes entren en contacto los niños con lenguas extranjeras, más fácil les resultará adquirirlas de forma natural.

Otra opción, es reforzar el aprendizaje de la lectura y la escritura en inglés mediante cuadernos de actividades. Hay cuadernos, cuentos y libros para todas las edades pero los que más refuerzan los conocimientos del currículum escolar son los que van destinados a niños a partir de 7 años, porque a esta edad ya pueden empezar a leer y a escribir por sí mismos. Son autónomos, de manera que aparte de practicar el inglés también pueden practicar la competencia lectora y la habilidad para escribir.

First readings es una colección para niños a partir de 7 años que contempla dos niveles de dificultad en función del nivel de inglés del niño y de la facilidad que tenga con los idiomas. Son libros pequeños, así que van muy bien para llevarlos en verano si viajamos o nos movemos de sitio. Cada cuento tiene un pequeño diccionario que recopila las nuevas palabras y el vocabulario que se aprende en el libro. Además, hay preguntas para reforzar la comprensión lectora. Este cuestionario ayuda muchísimo a asimilar lo que hay en el libro porque hace que el niño tenga que volver a pensar sobre la historia que ha leído. Cuando se vuelve por segunda vez sobre el contenido, éste queda asimilado con más intensidad y la retentiva es mejor.

Para el primer nivel de idioma están los cuentos The Mystery of the Missing Cheese, Augustine’s Dream y A Martian in my Garden. Libros que incluyen elementos de fantasía y de humor que activan la imaginación infantil mediante un tipo de humor que conecta con los niños, pues los pequeños disfrutan del humor que se desarrolla en las historias absurdas, donde hay elementos ridículos y muchos giros inesperados que provocan risa.

En el segundo nivel tenemos The Infernal Machine, Crescent Moons y Mysteries of the New School Year, los tres siguen con las historias de misterio y aventuras mezcladas con un poco de fantasía. Además, las historias tienen lugar en los contextos habituales de los niños. La mezcla de algo familiar, el contexto, con un suceso extraordinario (tenga que ver con la fantasía, las naves espaciales o la imaginación) crea una combinación perfecta para que la lectura les resulte al mismo tiempo estimulante y nueva, pero también familiar y acogedora.

Con este tipo de libros se consolidan las competencias de inglés y se asimilan mejor los conocimientos adquiridos durante el año, además de que se afianzan las bases de aprendizaje del idioma. La capacidad cognitiva para adquirir un lenguaje, cualquiera, es alta hasta los 12 años, porque los niños aprenden los idiomas desde cero, así que cuanto antes estén en contacto con varias lenguas, más fácil será la asimilación, porque cuando son muy pequeños no lo perciben como un idioma extranjero. La mente actúa de manera que cuando supera los 12 años administra la capacidad para otras cosas, pero hasta ese momento tiene reservada mucha capacidad para la adquisición del lenguaje y del habla, así que es el momento para entrar a fondo en el aprendizaje del inglés y a esta edad, a partir de los 7 años, en el refuerzo de la capacidad para leer y escribirlo bien.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Comentarios 0 / Visualizaciones: 1518

 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS