¡Diccionarios por imágene... Volver a la vista principalCuéntales un cuento...  

Panini Books: Mucho más que libros

Panini Books / 23.01.2014 08:20 

laughing boy

El libro, como formato en sí, es mucho más versátil de lo que podemos pensar en un principio. A simple vista, cuando hablamos de libros, creemos que su única función es contar historias, que no es poco. Pero perdemos de vista un fuerte componente interactivo entre el libro y el lector que últimamente sólo apreciamos en formatos digitales.

La pregunta es ¿podemos influir en los de la misma forma que ellos influyen en nosotros? Al igual que hacemos con otros formatos como smartphones o tablets ¿podemos interactuar con unas cuantas hojas de papel impresas encuadernadas?

La respuesta se esconde en la ceguera provocada por la fiebre tecnológica que nos viene acompañando desde hace más de una década. Muchas veces nos sorprendemos a nosotros mismos con preguntas del tipo “¿y qué hacía yo cuándo no tenía Internet?”. La respuesta es muy sencilla: al igual que ahora, hacíamos también muchas actividades distintas, sólo que para llevarlas a cabo usábamos formatos diferentes y ahora tendemos a unificarlo en una sola herramienta.

Desde un punto de vista pedagógico es interesante conservar este componente “multiformato” presente antes de la revolución digital. Nos hace más versátiles y nos permite relacionarnos con nuestro medio de muchas formas distintas. Por ejemplo: no es lo mismo hacer una fotografía con la cámara de tu Iphone que con una Lomo analógica. Ambas herramientas son interesantes y cada una tiene razón de ser. Sin embargo, ¿por cuál de las dos opciones te decantarías si quieres aprender sobre fotografía? La respuesta parece clara.

En un mundo en el que los más jóvenes se están desvinculando del formato papel y en el que pensamos que lo digital acabará desplazando permanentemente a libros, periódicos, diarios y libretas, no está de más recordar el gran componente lúdico que éstos pueden llegar a tener.


Definitivamente SÍ, un niño puede pasarlo en grande con un libro. Las opciones son numerosas. Basta con mirar el catálogo de Panini Books para ver que sus distintas líneas de cuadernos de actividades invitan a que el niño vea el formato libro de otra manera, una especie de aliado hacer lo que más les gusta: ¡jugar!

stick stack

Un buen cuaderno de actividades puede influir muy positivamente en el desarrollo creativo y expresivo de lo más pequeños de la casa. Por un lado, por ejemplo, con líneas como Stick & Stack pueden darle un giro de 180º a lo que solemos entender como libro, ya que con estos cuadernillos de pegatinas ¡las historias las crean los niños! Partiendo de unos personajes y unos escenarios dados, son los pequeños lectores los que deciden el curso de la historia,además podrán repetirlas cuántas veces quieran y cambiando el relato ¡porque son removibles!

También hay otros cuadernos para jugar que nos ofrecen modalidades distintas de juego. Por ejemplo, podemos resolver rompecabezas con Stick & Puzzle o despertar a nuestro artista anterior con las líneas Stick & Color o Stick & Artivity o con la colección de cuadernos de actividades Pinta y colorea. Sin, por supuesto, pasar por alto la función principal de cualquier libro infantil: enseñar a leer, con Stick & Story.

En definitiva, no pretendemos que los avances tecnológicos se queden estancados. Más bien, nuestra intención es reivindicar todo el potencial ignorado que esconden los libros en todas sus formas. Ambos formatos no son sólo incompatibles, si no que además, en muchas ocasiones también son complementarios y pueden enriquecer una experiencia que de otra forma sólo nos daría un punto de vista parcial.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Link retroenlace / Visualizaciones: 35635

  • 0 Comentario(s)

Tu comentario

Notificarme cuando alguien añada otro comentario en este post
 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS