El principito y sus versi... Volver a la vista principalLibros-juguete para diver... 

Libros interactivos para niños

Panini Books / 03.05.2016 15:33 

Los libros interactivos son ideales para niños entre 0 y 3 años. A esta edad les encanta todo aquello que se pueda tocar, manipular y modificar con las manos, pues aprenden a través de los sentidos, del contacto de su cuerpo con las cosas. Los niños experimentan el mundo de una forma sensorial, es por eso que les encantan los libros que les permiten encajar piezas, pues ara ellos son un objeto de diversión. Aunque todavía no entienden el concepto de juguete ni el de libro, un libro así para ellos representa ambas cosas.

Un ejemplo es Libro de acción: ¡Dinosaurios!, que incluye una historia y en cada página hay un hueco para colocar un dinosaurio donde el pequeño tendrá que encajar una figurita. Si desplegamos las últimas páginas desplegables llamaremos su atención, pues le proponemos que después de la historia que ha leído, se dedique al juego simbólico, al juego libre utilizando ese escenario que se abre con el libro. De esta manera el niño está participando de manera activa en la historia, no es solamente un espectador mientras los padres leen.

Se trata de una propuesta donde el niño ve que el libro cobra vida y se convierte en una aventura que él mismo puede dirigir e inventarse más allá de la historia del cuento, aunque sea de una forma sencilla e intuitiva porque todavía son muy pequeños. Todos estos juegos y elementos extra hacen que el pequeño se sienta más conectado con la historia y se acuerde de ella, de esta manera estamos fomentando su comprensión lectora.

Además, este tipo de libro pone a los pequeños en contacto con una forma diferente de creatividad y les inspirará más adelante para jugar con papel y hacer papiroflexia o manualidades.

Libro de acción: ¡Al rescate! tiene un concepto parecido al de los dinosaurios. Son libros que ayudan a aprender nuevo vocabulario, en un caso relacionado con el mundo animal y aquí con las profesiones de rescate como bomberos, policías o equipos de emergencias médicas. Es una forma ideal de dar a conocer el entorno a través de la lectura y de que los pequeños reconozcan lo que han leído cuando en su día a día ven e identifican algunos de los elementos que encuentran en estos libros.

Se trata pues de libros tridimensionales. Este es un detalle que va mucho más allá de ser una propuesta lúdica o diseñada para atraer a los niños sino que tiene repercusión pedagógica, pues ayuda a los pequeños a entender la diferencia, sin que apenas se den cuenta, entre la tridimensionalidad de los objetos y un objeto plano. Dentro de un libro con una historia explicada sobre una hoja de papel o cartón se encuentran con que tienen que encajar un elemento que tiene relieve, profundidad. Esta acción les ayudará a desarrollar la psicomotricidad fina de las manos y la coordinación óculo-manual. Esto contribuye también al desarrollo cognitivo asociado al reconocimiento de formas geométricas, pues tienen que identificar la forma de la pieza y decidir dónde encaja.

En definitiva, los libros interactivos sirven para divertirse, para leer con los pequeños, para atraerles y fomentar su gusto por los libros, para jugar, sirven también como libros de conocimientos para aprender nuevos conceptos relacionados con temas concretos y para desarrollar la consciencia de la tridimensionalidad.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Link retroenlace / Visualizaciones: 1555

  • 0 Comentario(s)

Tu comentario

Notificarme cuando alguien añada otro comentario en este post
 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS