Diccionarios ilustrados c... Volver a la vista principalLibros interactivos para ... 

El principito y sus versiones

Panini Books / 10.05.2016 12:37 

Los libros puzle no dejan de ser otra forma de libro-juego, y por tanto representan una de las mejores maneras de atraer al niño lector porque logran que se sumerja en el cuento, que participe de la dinámica de colocar las cosas en su lugar y que se vaya desarrollando la atención sostenida mediante la manipulación de piezas, al mismo tiempo van familiarizándose con los libros y la lectura. Es una forma diferente de leer para niños pequeños que ya han empezado con las clases de lectoescritura y saben leer un poco.

El principito: libro-puzle

Además, con los libros-puzle podemos jugar mientras leemos cuentos y, si se trata de un libro como El principito que tendrá adaptación cinematográfica, será una manera ideal de conocer la historia y prepararse para ver y entender la película. A esta edad ya pueden seguir el hilo argumental de los cuentos y cuando vean la historia en la pantalla, disfrutarán viendo un relato que les ha gustado previamente, como cuando piden leer otra vez un mismo cuento que ya se saben. 

Leer este libro antes de ir a ver la película tiene otro elemento muy atractivo para los peques, y es que en el cine disfrutarán mucho identificando los personajes y la historia que ya han conocido previamente. Esto les hace sentir empatía por los personajes y experimentarán seguridad porque ya saben lo que le va a suceder y, a estas edades, cuando pueden anticipar un suceso, les gusta porque se sienten que pueden controlar las cosas. Además, también podéis continuar con el universo de esta historia después de ver la peli con el libro El principito: El libro ilustrado de la película y revivir la peli con El principito: la historia de la película.

Un clásico

Además, como El principito es un clásico es posible que ya hayan leído el cuento, así que en el libro-puzle podéis hacer una primera lectura de identificación de personajes y de recuerdo de la historia. ¿Se acuerda de lo que sucedía? ¿Qué es lo que más le interesó?  

Con estos libros se lo pasan muy bien porque aparte de tener una historia los niños disfrutan montando y desmontando las piezas de los puzles. Esto hace que practiquen dos habilidades muy importantes, por un lado la capacidad de concentración que tienen que emplear para buscar y seleccionar las piezas correctas del puzle, y también la psicomotricidad fina que necesitan tanto para desmontar como ensamblar luego las piezas.

Los 6 puzles que hay al final del libro-puzle son de los personajes, cuando termine de hacerlos podéis enmarcarlos y así tendréis un recuerdo de la lectura. No hay mejor forma de fomentar la competencia lectora y de recordar las historias.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Link retroenlace / Visualizaciones: 2459

  • 0 Comentario(s)

Tu comentario

Notificarme cuando alguien añada otro comentario en este post
 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS