Libros para disfrutar al ... Volver a la vista principalCuadernos de ejercicios d... 

Psicomotricidad fina: colección "Con un dedito"

Panini Books / 18.07.2016 13:06 

La psicomotricidad fina hace referencia a todos aquellos movimientos corporales del niño que implican precisión y un elevado nivel de coordinación. Hay muchos libros infantiles que ayudan a mejorar estos movimientos, que suelen ser los movimientos de la mano, pues la movilidad de los dedos no pide movimientos grandes o amplios como los movimientos con las piernas sino que son más cortos, rápidos y precisos.


La colección Con un dedito son libros de cartón con troquelados que se pueden mover con un solo dedo y cambiar el escenario para modificar lo que sucede en cada página. El agujero para mover el cartón de una página está hecho a la medida perfecta para que quepa el dedo de un niño. Cada libro trata sobre un tema diferente En el país de los juguetes, La noche oscura, Cuando sale el sol y El bosque de las hadas pero tienen el mismo mecanismo, en cada página izquierda hay un texto muy corto que explica lo que puedes hacer al mover las solapas. En la página de la derecha hay el troquelado que el niño puede modificar para hacer que aparezca o desaparezca la nieve, que salga el arco iris o que le salga un diente a un niño.

Es un nivel muy sencillo de psicomotricidad fina, un gesto muy simple, un movimiento básico. Los niños tardan en dominar esta psicomotricidad pero se puede empezar a fomentar a partir del año o del año y medio. Hay cuatro tipos de movimientos que el niño desarrolla en edades muy tempranas:

  • La coordinación entre el ojo y la mano

  • La psicomotricidad en los gestos corporales

  • Los movimientos de la cara

  • Los movimientos de la lengua y la boca, la fonética y los primeros sonidos

Esta colección trabaja las dos primeras mientras fomenta la imaginación, porque los cambios que se generan moviendo los troquelados de cartón con el dedo son divertidos e imaginativos. Agitan la fantasía de los niños y además representan escenas cotidianas de su día a día en contextos muy diversos, como un elemento conocido para ellos como son los juguetes, escenarios de su entorno cercano como la noche o la salida del sol y temas que apelan más a su fantasía, como con El bosque de las hadas.

Cuando los pequeños hacen ejercicios para desarrollar la movilidad de sus manos están experimentando con su entorno, de manera que potencian su capacidad cognitiva y su capacidad para aprender a través de la experiencia.

Jugar con las manos le provoca además sensaciones agradables, se lo pasará bien y estimulará su sentido del tacto, además de que ejercitará uno de los movimientos más comunes a estas edades, empujar con un dedo. Parece muy simple pero en realidad es un movimiento que más adelante le ayudará a hacer movimientos progresivamente más complejos, como saber sujetar objetos y moverlos de sitio, para aguantarlos con la mano o para comer.

Esta colección además provoca que los pequeños hagan la asociación de libro con juego, libro con diversión, libro con tiempo libre. Cuando son muy pequeños todavía no pueden leer las frases que hay en la página izquierda, por esto son de lectura compartida; los adultos leen, los niños juegan con las solapas de la derecha.

Blog Manager /Reenviar artículo / Enlace permanente / Link retroenlace / Visualizaciones: 3027

  • 0 Comentario(s)

Tu comentario

Notificarme cuando alguien añada otro comentario en este post
 

Archivo

Copia y pega este enlace en tu lector de noticias RSS